Crema de zanahorias con mejillones

Para mi colaboración del mes de Octubre con AhorraMás os traigo ésta crema de zanahorias con mejillones. Como ya es otoño y el fresco se empieza a notar, ya van apeteciendo platos calientes y de cuchareo tan reconfortantes,  como ésta crema. Llena de sabor y además super nutritiva.
Los mejillones son una fuente excelente de proteinas, aportan muy pocas calorías, y contienen vitaminas como la B12, la C y la E y numerosos minerales entre los que se encuentran yodo, selenio y hierro. Las zanahorias son ricas en fibra, carotenos, potasio, fósforo y fortalecen las uñas y el cabello que tanto se resienten por éstas fechas. Ambos productos están en plena temporada, asi que es el momento ideal para consumirlos por su sabor y además porque están a muy buen precio. No hay excusa que valga para no preparar ésta deliosa crema. 😛

Todos los ingredientes que he utilizado para ésta receta podéis encontrarlos en Ahorramás, por que lo bueno empieza aquí. 😉

Vamos a necesitar…

Para unas 6 porciones

1 Kg de mejillones
700 gr de zanahorias
60 gramos de mantequilla (puedes utilizar Aceite oliva virgen extra si lo prefieres, pero la mantequilla le da un sabor buenísimo)
1/2 cucharadita de azúcar
1 litro de caldo de verduras
200 ml de vino blanco
Sal
Perejil picado

Para decorar

Nata fresca (creme fraiche)
Picatostes
Cebollino…

 

1. Empezamos preparando los mejillones, bien limpios y sin barbas los ponemos en una olla y los hacemos al vapor con el vino blanco y cocinamos hasta que estén abiertos. A continuación los escurrimos reservando el caldo, y los vamos abriendo y sacando de sus conchas. Reservamos por un lado los mejillones y por otro el caldo colado.

2. A continuación preparamos los cubitos crujientes de zanahoria, para lo que utilizaremos dos zanahorias peladas y cortadas en cubos. Las pochamos en unos 20 gramos de mantequilla y le añadimos sal y un poco de azúcar para que caramelice. Una vez tostados y crujientes retiramos de la mantequilla y dejamos escurrir el exceso de grasa.

3. En el mismo cazo añadimos el resto de la mantequilla y las zanahorias restantes peladas y cortadas en rodajas. Les damos unas vueltas para que se impregnen de mantequilla y salpimentamos y ponemos un poco de perejil picado. Cubrimos con el caldo y llevamos a ebullición, una vez han empezado a hervir bajamos el fuego a la mitad y dejamos que se cocinen unos 25 minutos o hasta que estén blanditas.

4. A continuación echamos los mejillones y trituramos. Poco a poco iremos agregando el caldo de cocción de los mejillones hasta conseguir la consistencia deseada. A mi me gusta pasar la crema por un pasapuré o chino para que quede con una textura muy fina.

5. Servimos acompañada de un poco de nata fresca, picatostes y los cubitos crujientes de zanahoria.

Espero que os guste la receta, a continuación podéis ver el video con el paso a paso.

Como siempre agradecer a AhorraMás que haya contado con mi blog para su campaña.