Roscón de reyes

Llevo ya más de 10 años preparando mi propio roscón de reyes, tarde un par de años en dar con una receta que me gustase y que con el paso de los años he ido mejorando, no sólo en cuanto a los ingredientes si no también en su proceso.

Detalles

10 porciones 10 horas Dificultad: dificil

Ingredientes

  • 420 gr de harina de fuerza
  • 75 gr de mantequilla
  • 80 gr de azúcar
  • 2 huevos talla M
  • 170 ml de leche entera
  • 2 cucharaditas de ron
  • 12 gr de levadura fresca fresca de panadero o 6 gr de levadura liofilizada de panadero
  • 5 gr de sal
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 1 limón (su ralladura)
  • 1 naranja (su ralladura)
  • 1 huevo batido, almendra laminada, azúcar humedecido y fruta escarchada (para decorar)
Imprimir receta Enviar lista por Whatsapp

En ésta entrada actualizada te cuento todo el proceso y mis trucos para preparar el roscón de reyes perfecto, sin robot de cocina ni amasadoras. Preparar el roscón de reyes es laborioso y te llevará  su tiempo, pero es muy muy agradecido, y además una vez que lo haces por primera vez, te engancha, y total, solo se hace una vez al año. 😛
El primer consejo que te doy es que seas paciente y que confíes en los pasos que te voy dando, para evitar que caigas en los mismos errores que yo también he cometido alguna vez.
Como segundo consejo, hazte con una rasqueta si es que no tienes una ya, son económicas y muy útiles, resérvale un uso exclusivamente culinario y podrás utilizarla con la receta del roscón y con multitud de recetas de panes, pizzas y masas enriquecidas como ésta bien blandita y pringosilla, te harán la tarea mucho más fácil. La mia la compré en amazon y es ésta pero seguro que encuentras una parecida en ferreterías, bazares o grandes almacenes.
Como tercer y último consejo importantísimo, organízate el tiempo, el roscón de reyes lleva varios descansos, una fermentación larga en nevera de unas 8 horas y otra “corta” que puede llegar hasta dos horas más, según lo que tarde en crecer el roscón.

Yo, antes, hacía la fermentación larga con el roscón ya formado (sin decorar) en la nevera, y la misma mañana de reyes lo sacaba, dejaba doblar su volumen fuera de la nevera, lo decoraba y después lo horneaba. Pero resulta muy aparatoso meter una bandeja de horno con el roscón en la nevera, y más en estas fiestas que suele estar a reventar. Además lamañana de Reyes, o madrugad o tienes que esperar a que fermente, decorarlo, cocerlo y dejarlo enfríar. Si el roscón ya está cocido y enfriado desde la noche, (además de que sus sabores se habrán asentado y estará más rico) cuando te levantes por la mañana solo tendrás que prepararte el café o el chocolate para acompañar, y disfrutar con los tuyos abriendo los regalos.
Por lo que te aconsejo que empieces a hacer el roscón la mañana del día antes de consumirlo (por ejemplo el día 5). Haces la fermentación larga durante el día (con la masa hecha una bola en la nevera (que ocupa mucho menos)  y a última hora de la tarde, la sacas, le das la forma, dejas que doble su volumen, lo decoras, lo cueces y lo dejas enfriar. Antes de irte a dormir lo guardas en una bolsa de plástico y al día siguiente estará perfecto 👌🏻.

Otra opción es congelarlo (si es que tienes sitio en el congelador o un arcón 🤣) justo cuando haya enfriado, tapándolo muy bien con film. El día que quieras consumirlo bastará con sacarlo unas horas antes del congelador y cuando esté descongelado si quieres lo rellenas, queda de lujo. Este truco es ideal si tienes sobras de roscón del día de Reyes y no te ves con ánimo de comerlo en los días siguientes. 😅

Antes de empezar la receta, vamos a hablar un poco de los ingredientes por si quedan dudas:

Harina de fuerza: Es la harina que se utiliza para masas que necesitarán fuerza extra, la fuerza de la harina varía en función de la cantidad de proteínas que contiene, en este caso la proteína que nos aporta esa fuerza es el gluten. La harina de fuerza se encuentra con facilidad prácticamente en todos los supermercados, también hay algunas harinas de trigo de todo uso con un porcentaje superior al 11% (11 gr de proteínas por cada 100 gr de harina) y que también nos valdrían para esta tarea. Comprueba la etiqueta cuando la compres.
Levadura de panadero: La levadura de panadero es la que se utiliza en masas de pan, pizzas, brioches… a diferencia de la levadura de repostería, ésta son fermentos vivos, que ayudan a la masa a crecer antes y durante su cocción, pero sobre todo antes. La levadura de resposteria, suele ser una mezcla de bicarbonato u otros gasificantes que le haran que los bizcochos crezcan durante el horneado. La levadura de panadero puedes encontrarla fresca en cubiletes o liofilizada en sobres. A mi personalmente me gusta mas utilizar la levadura fresca, es tambien fácil de encontrar en casi todos los supermercados y me gusta más su manejo y el resultado que da, eso si deberás mantenerla en el frigorífico y revisar su fecha de caducidad cuando la uses porque tiene una vida más corta que la liofilizada. Además debes tener en cuenta que no se utilizan las mismas cantidades si es fresca o si es liofilizada, normalmente para una cantidad establecida de levadura fresca deberás utilizar la mitad de cantidad de la que es liofilizada.
Aroma de azahar: Junto con las ralladuras de la naranja y limón es sin duda lo que le da el aroma y el sabor tan característico al roscón, por lo que no, no se puede obviar, pero tranquil@ que también lo podrás encontrar en casi cualquier supermercado. Te recomiendo que seas muy caut@ a la hora de utilizar el aroma de azahar, ya que si te pasas de cantidad, tu roscón quedará arruinado y con un fuerte sabor a colonia.

Roscón de reyes Roscón de reyes

Paso 1

Empezamos preparando un prefermento con 50 ml de leche tibia, en la que disolveremos la levadura de panadero. A continuación añadimos un par de cucharadas soperas de harina (de los 420gr del total) y removemos bien. Tapamos y reservamos a temperatura ambiente.

Paso 2

Por otro lado en un bol grande mezclamos los ingredientes líquidos, la leche tibia, el agua de azahar, el ron, los huevos a temperatura ambiente y las ralladuras de limón y naranja. Batimos muy bien. Agregamos el azúcar y seguimos removiendo hasta que se disuelva.

Paso 3

Incorporamos la sal al resto de la harina de fuerza y lo mezclamos con los ingredientes líquidos ayudándonos de una espátula. Cuando estén mezclados tapamos el bol y dejamos la masa reposar media hora. Este primer reposo ayudará a que la harina se hidrate perfectamente y nos facilitará el amasado posterior.

Paso 4

Tras la primera media hora, volcamos la masa en la encimera limpia y empezamos a amasar. Pasados 5 minutos agregamos el prefermento y seguimos amasado. La masa de volverá pringosa y difícil de amasar, no agregues más harina, ayúdate de una espátula para despegar la masa de la mesa. Amasa levantándola de la mesa y golpeándola contra la mesa.Poco a poco las dos masas se irán integrando volviéndose más manejable. Forma una bola y deja la masa reposar 10-15 minutos tapada antes de seguir. Vuelve a amasar hasta que la masa prácticamente se despegue de la mesa, tápala y dejala descansar de nuevo 15 minutos.

Paso 5

Pasado el reposo aplasta un poco la bola y agrega un tercio de la mantequilla ablandada cortada en cubitos. Si agregas la mantequilla poco a poco te será mucho más fácil el proceso. L masa se va a volver aun más pringosa que antes, por lo que te será casi imprescindible usar la rasqueta para despegar la masa de la mesa. Amasa de la misma manera, agrupa la masa, despégala de la mesa y golpéala contra la encimera como te muestro en la videoreceta. Poco a poco la masa irá absorbiendo la mantequilla y volverá a despegarse de la mesa. Forma una bola, aplástala un poco y agrega el segundo tercio de mantequilla ablandada en cubitos, repite la operación anterior, para amasar hasta que la mantequilla esté integrada y la masa se despegue de la mesa. Vuelve a formar una bolsa extiendela un poco y echa la última parte de la mantequilla ablandada, amasa como has estado haciendo hasta conseguir una masa lisa, uniforme y que se despegue de la mesa. Forma una bola, y colocalá en un bol grande untado de mantequilla. Tápala con un film o gorro de ducha y dejala en la parte más fría de la nevera unas 8 horas.

Paso 6

Tras la fermentación en la nevera, sacamos la masa a la mesa y amasamos para desgasificarla. Formamos una bola y la aplastamos ligeramente con las manos. Tapamos y dejamos 10 minutos que la masa se relaje antes de darle la forma al roscón. Tras 10 minutos empezamos a formar el roscón metiendo dos dedos en el centro de la masa y abriendo el agujero. A continuación hacemos girar el roscón entre nuestras manos para que se vaya ensanchando el agujero. Volvemos a posar la masa en la mesa, tapamos y dejamos descansar la masa nuevamente 10 minutos para que se relaje. Éstos descanso ayudan a que el roscón no se encoja y se nos cierre el agujero. Tras el descanso seguiremos estirando el roscón, abriendo el agujero y dandole forma. Una vez que esté como nos guste (hay que tener en cuenta que con el levado y el horneado el roscón crecerá y el agujero se cerrará un poco por lo que es mejor dejarlo un poco más abierto). Acomodamos el roscón de reyes sobre una bandeja de horno sobre la que habremos colocado un papel vegetal. Escondemos la sorpresa envuelta en film de cocina y terminamos de acomodar el roscón y darle forma. Tapamos el roscón con film untado en mantequilla y dejamos que doble su volumen.


Paso 7

Cuando haya doblado su tamaño encendemos el horno a 200 grados. Retiramos con mucho cuidado el film del roscón y empezamos a decorarlo. Pintamos suavemente con un pincel y huevo batido toda la superficie. Colocamos la fruta escarchada o deshidratada a nuestro gusto. Ponemos unos pegotitos de azúcar que habremos humedecido con unas gotas de agua y por último pondremos la almendra laminada.

Paso 8

Llevamos al horno precalentado a 200 grados con ventilador durante 5 minutos. Pasados los 5 minutos bajamos el horno a 180 grados y dejamos cocer 14-15 minutos más o hasta que esté dorado a nuestro gusto. Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Guardamos en una bolsa de plástico hasta su consumo. Al día siguiente estará perfecto. Te recomiendo que si lo rellenas lo hagas cuando vayas a comerlo o lo más pronto a su consumo. Para abrirlo utiliza un buen cuchillo de sierra para que no se desmigue. Si tienes que rellenarlo con anticipación lo mejor es que montes tu mismo la nata o la trufa y le agregues un poco de estabilizante oara nata, mascarpone o gelatina neutra para que no se baje la nata con el paso del tiempo. En este post de webosfritos te explican genial como hacerlo. Acompaña tu roscón de reyes de una mesa llena de gente que quieres y un buen chocolate caliente.

Espero que te haya gustado la videoreceta del roscón de reyes y te animes a prepararlo este año por fin. Si sabes de alguien a quien le gustaría prepararlo te animo a que compartas la receta.
Puedes ver otras recetas navideñas en el blog si necesitas inspiración para tus comidas o cenas de fiesta

Deja un comentario

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies