Salmón marinado

El salmón marinado es muy sencillo de preparar y está muy bueno, yo lo suelo hacer para nochevieja, a petición popular :P.

La mejor pieza para prepararlo es el lomo y no tanto la pieza de la cola como la que yo he utilizado, porque es más grueso y sale más cantidad y mas jugoso.
En cualquier caso el resultado es muy bueno y puedes ponerlo simplemente con unos hilos de aceite de oliva, con pan untado en queso, en rollitos, en una ensalada, en piruletas…

Ingredientes:

Una pieza de salmón limpia, a ser posible del lomo
1 vaso con sal
1 vaso con azúcar
Eneldo fresco o seco


En una fuente honda ponemos la sal, el azúcar y el eneldo (si es fresco lo picamos un poco) , removemos

Ponemos la pieza del salmón tapada por la mezcla anterior

Cubrimos con un film y le ponemos peso encima para que lo prense. Valdría también unos bricks.


Al día siguiente destapamos, quitamos el líquido que el azúcar y la sal han ido sacando, y volvemos a tapar con la mezcla de sal, azúcar y eneldo. Cubrimos nuevamente con film, y ponemos peso encima, repetimos esta operación dos días más.  El tiempo variará según el grosor de la pieza de salmón, en el caso de la cola con un par de días hubiera valido, si utilizáis el lomo mejor tres.

El último día destapamos  y lavamos el salmón con agua fría quitando los restos del marinado. Secamos con papel absorbente.

Sobre una tabla y con un cuchillo jamonero vamos cortando las capas más superficiales, que estarán mas secas y tendrán sabor muy fuerte al marinado, es como una “costra”. La podéis desechar.

Después vamos cortando las lonchas, cuanto más finitas y largas mejor. Hace falta un poco de práctica pero se le coge el truco rápido. Después ponemos las lonchas en un recipiente con tapa y echamos aceite de oliva hasta que lo cubra y esten las lonchas impregnadas. Está más bueno al día siguiente cuando ya ha pasado una noche en el aceite. Sacar un rato antes de la nevera, escurrir el aceite y a comer!

 

Etiquetas: ,