Rollitos thai (a mi manera)

Hace tiempo que quiero subir ésta receta :D. De hecho, llegue a hacer un paso a paso de éstos rollitos con mi amiga Mayte en Aturias, pero misteriosamente las fotos “desaparecieron” y como no es la primera vez que hago las recetas y luego tardo en editarlas, se me olvidó por completo, y cuando Mayte me preguntó cuándo iba a subir la receta me puse a buscarlas y no las encontré, vamos que las di por perdidas, y hace unos meses, “reaparecieron”. ¡Se habían colado en otra carpeta! El caso es que las fotos no me convencían mucho, y los rollitos parecían mucho menos apetecibles de lo que realmente son. Así que me puse manos a la obra para repetir el paso a paso. Son más sencillos de hacer de lo que puedas pensar, además es relativamente fácil encontrar todos los ingredientes. Para ahorrar tiempo, lo que hago es preparar mucha cantidad de relleno, guardar en tuper y congelar, de manera que cuando me apetecen rollitos descongelo, enrollo y listo 😀


He utilizado masa filo, que aunque no es la masa original de los rollitos orientales quedan bien y es mucho más fácil de encontrar en casi cualquier supermercado, de todas maneras os dejo una foto con la masa que suelo comprar habitualmente en los supermercados asiaticos.
Si queréis una versión más ligera, podéis hornearlos en lugar de freirlos 😀


Para los rollitos vamos a necesitar…

1 paquete de laminas para rollitos de primavera (o en éste caso masa filo)
1/2 repollo
2 zanahorias
Brotes de soja
1 puerro
10 gambones
Jenjibre fresco
Salsa de pescado (puedes encontrarla en grandes superficies)
Aceite de sesamo
Vinagre de arroz
1 cucharada de azúcar moreno
Aceite de girasol o maíz para freirlos (puedes utilizar uno de oliva suave, pero prefiero uno con sabor más neutro para que no mate el resto de los sabores)

Empezamos cortando la verdura en juliana y pelando los gambones.

En una sarten amplia o wok ponemos una cucharada de aceite de girasol y una cucharadita de aceite de sesamo, cuando esté caliente echamos las verduras y salteamos unos minutos, no nos interesa que la verdura se quede blandengue mejor crujiente. Para “aliñar” las verduras, ponemos una cucharada de azúcar moreno, un trocito de jenjibre fresco rallado (una cucharadita pequeña) y salsa de soja, removemos bien y lo echamos a la sartén.

Sacamos las verudras del wok y salteamos con un poquito de aceite los gambones troceados. Incorporamos a la verdura y reservamos hasta que el relleno se enfrie.

Si no tenemos las láminas de pasta para rollitos, cortaremos las planchas de pasta filo en cuadrados de unos 20×20 más o menos. Pondremos unas cucharada del relleno ya frio en la parte inferior central y plegaremos tal y como indico en las fotos, cada vez que peguemos la masa aplicaremos agua a modo de “pegamento”.
Una vez que los tengamos enrollados, ponemos una sarten con aceite a calentar y los vamos friendo a fuego bajo ya que la masa se quema con facilidad. Dejamos escurrir para retirar el exceso de aceite.
Para una versión más ligera podemos disponer los rollitos sobre la bandeja del horno pintar ligeramente con aceite y hornear hasta que la masa quede crujiente

Para mojar los rollitos podéis utilar la salsa que más os guste. Yo mezclo 2 cucharadas de vinagre de arroz, 1 cucharada de salsa de soja 1/2 cucharada de salsa de pescado y 1/2 cucharadita de azúcar. Removemos bien hasta que el azúcar se disuelva.

Espero que os gusten 😀