Potaje de garbanzos (o Desarme)

Potaje de Vigilia, típico de la semana santa, pero con los fríos sienta bien desde Noviembre hasta Marzo. A base de garbanzos, bacalao y espinacas es otros de los clásicos “guisotes” de nuestra gastronomía.

 Ingredientes:

1/2 kg de garbanzos
1 bolsa de espinacas
1 tomate
125 gr de bacalao desalado
1 cebolla
1 tomate maduro
4 dientes de ajo
2 hojas de laurel
perejil
1 cucharadita de pimentón
1 cucharada de harina
2 huevos
aceite
sal

La víspera, ponemos los garbanzos en remojo.

Al día siguiente en una olla ponemos los garbanzos, el bacalao, las hojas de laurel y los ajos. Cuando empiece a hervir retiramos la espuma con una espumadera. Dejamos cocer unos 90 minutos, dependiendo del garbanzo que uséis.

Cuando los garbanzos estén casi hechos, cocemos los huevos.


En un mortero majamos los dientes de ajo y el perejil (con un poco de sal no saldrán, disparados los ajos al machacar). Reservamos.

En una olla ponemos agua a hervir y escaldamos las espinacas 5 minutos, escurrimos y reservamos.

En una sartén a parte preparamos un sofrito con la cebolla picada y el tomate cortado en trocitos. Cuando la cebolla esté blandita y se haya evaporado el agua del tomate, añadimos la harina y damos unas vueltas para que se tueste. Añadimos el majado de ajo y perejil, y el pimentón, removemos rápidamente y separando la sarten del fuego para que el pimentón no se queme. Ponemos un par de cacitos del caldo de cocer los garbanzos y lo integramos bien.

Retiramos los ajos y el laurel.

Añadimos el sofrito y las espinacas, a los garbanzos. Probamos de sal y dejamos cocer 15 minutos

Justo antes de servir añadimos los huevos cocidos en la olla,

Mmm, me encanta el potaje, es super reconfortante tomarlo en días fríos, además se conserva bien en el congelador y cuando hago congelo en tuper monodosis, para llevar al curro o para no tener que cocinar otro día.

A entrar en calor!