Patatas revolconas

 

 

Hoy, en la segunda entrega de “Cocinero antes que fraile en la cabaña” tenemos patatas revolconas, que nos sirvieron de guarnición para un secreto en horno de leña, guau!!!!
La receta como no, cortesía de Doña Carmen. Esta receta, sencilla dónde las haya, consta de poco más de 4 ingredientes; patatas, laurel, panceta ibérica y pimentón eso sí de muy buena calidad. 😉
No dejéis de hacerlas, están para morirse de buenas!

Ingredientes:

5 Patatas
Un trozo de panceta ibérica adobada (pusimos la mitad del trozo)
Pimentón; del dulce y del picante, a ser posible de la Vera
2 ó 3 hojas de laurel
Sal

 

Para empezar ponemos en una olla agua a hervir con las hojas de laurel. Pelamos y lavamos las patatas. Para cortarlas metemos el cuchillo hasta la mitad del corte y rompemos, para que suelten el almidón.

Cuando el agua hierva, añadimos la sal y las patatas, dejamos cocer hasta que estén tiernas. Id comprobando pinchándolas con un cuchillo.

Escurrir casi todo el agua de cocer las patatas dejando un poquito en el fondo. Con un cucharón ir machacando un poco las patatas, que queden tropiezos, no como un puré.

Cortamos la panceta ibérica en trocitos pequeños y en una sarten sin nada de aceite freimos los torreznillos en su propia grasa. Cuando estén crujientes separamos del fuego y echamos el pimentón dulce y/o picante al gusto. Removemos bien.

Retiramos parte de grasa de la panceta para que no queden demasiado “aceitosas”  y mezclamos con las patatas.

Un manjar!!!