Las patatas rellenas de Ludi

 

 

Desde hace años intento celebrar mi cumpleaños en Asturias, y para celebrarlo, siempre que voy Ludi me prepara las patatas rellenas como buena madre adoptiva. 😉
Una receta tan rica y además típica de Asturias merece una entrada! Así que, con la excusa del blog, la hemos engañado para hacer un paso a paso,
Estas patatas no tienen nada que ver con las que estamos acostumbrados a ver en los puestos de feria, son mucho más ricas. Con dos tipos de relleno a elegir: de bonito o de carne, frititas, y cocinadas en salsa verde, simplemente deliciosas. En casa hay fans de cada tipo, pero a mi me gustan las dos :P. Y tú ¿cuales prefieres?

 

 

Ingredientes:

Patatas (mejor nuevas, se vacian mejor), cantidad como pa una boda
2 latas de bonito
800 gr de carne picada mixta
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 cebolla
3 dientes de ajo
1 tomate maduro
Salsa de tomate
Aceite  de oliva
Vino blanco
Caldo de carne
Perejil fresco
Colorante alimentario o azafrán para darle color a la salsa
Sal
Pimienta
Huevo
Harina

 

Empezamos pelando y lavando las patatas. Si son muy grandes las cortamos a la mitad. Con un vaciador, iremos sacando bolitas de patata o “pataquinos”, que también utilizaremos después.

A continuación, picamos la cebolla, los pimientos y 2 o 3 dientes de ajo y lo pochamos en una sartén con aceite de oliva, luego añadimos el tomate troceado y dejamos hacer hasta que se evapore el agua del tomate. Este sofrito será la base para los dos rellenos.

Para el relleno de bonito, añadimos al sofrito las dos latas escurridas y 3 ó 4 cucharadas de tomate frito. Mezclamos y reservamos.

Para el relleno de carne, añadimos la carne picada salpimentada a la otra mitad del sofrito. Cuando la carne empiece a cambiar de color añadimos 3 o 4 cucharadas de tomate frito. Mezclamos y reservamos.

Dejamos que se atempere el relleno y con una cucharilla vamos rellenando las patatas, para sellarlas utilizamos las tapitas que hemos ido sacando al vaciar las patatas, (mejor utilizad las más finas) la ponemos en el agujero y pesionamos. Pasamos esa cara de la patata por harina y huevo batido.

En una sartén con aceite bien caliente vamos friendo las patatas por el lado del rebozado y a continuación por el resto de las caras hasta que estén doraditas. También freimos los pataquinos. Vamos colocando las patatas y las bolitas fritas en una olla grande.

Para la salsa, en parte del aceite de freir las patatas, echamos un poco de la harina de rebozar la patatas y dejamos que tueste, añadimos el perejil fresco picadito con un buen chorreon de vino blanco.

Vertemos la salsa en la olla, aparte disolvemos en agua lo que nos ha sobrado de huevo, y de rebañar la sartén del sofrito y también lo echamos a la olla, hasta que las patatas estén cubiertas. Para darle más sabor en lugar de agua podéis utilizar caldo de carne, y si no tenéis utilizad una pastilla de caldo [concentrado]. Añadimos un poco de colorante alimentario o azafrán. Probamos y rectificamos de sal. Cuando hierva bajamos el fuego y dejamos cocer hasta que las patatas esten tiernas al pincharlas con un cuchillo.

Espero que las disfrutéis tanto como hemos disfrutado nosotras preparándolas y comiéndolas!

Gracias a Ludi, Mayte y María.

 

Etiquetas: , , ,