Kokotxas de bacalao al pil pil

Otra de las recetas que siempre se me resistía era el pil pil, se trata de una salsa en esencia bastante sencilla, a base de ajo y aceite que junto con la gelatina del pescado termina espesando. Y ahí estaba el problema, que no había manera de espesarlo! En mis busquedas por internet, me di cuenta de que había algo que fallaba en mi preparación y era el momento “emulsión”. Se supone que hay que agitar la cazuela suavemente mientras se hace el pescado y supongo que para un experto en pil pil, esto será suficiente, pero yo, por más que le daba al brazo eso no cuajaba. En unos cuantos vídeos he visto que la gente lo hace por separado y he de decir, que es lo más fácil para conseguirlo, eso y aparte añadir un poco de caldo en el que se ha cocido las espinas y pieles del pescado, para que suelte la gelatina. y así lo he hecho, después de tener las kokotxas casi terminadas, he separado el aceite y con unas varillas lo he ido batiendo, hasta que ha empezado a espumar, luego he añadido poco a poco el caldo y he seguido batiendo, hasta que la mezcla empezó a blanquear y a coger cuerpo y… voilà! Pil pil conseguido!!!!! :mrgreen:
Es un bocado buenísimo y suavísimo al paladar, os lo recomiendo 100%!

 

Ingredientes:

500 gr de kokotxas de bacalao (o de merluza, deliciosasss!)
4 dientes de ajo
Perejil fresco
1 guindilla
Aceite de oliva
Sal
100 ml de caldo ( agua y los despojos que tengáis de las kokotxas cocido 5 ‘)

En una sartén amplia, ponemos aceite a calentar, añadimos los ajos laminados y la guindilla. Salamos las kokotxas y cuando se empiecen a dorar los ajos, las ponemos en la sartén con la piel hacia abajo (así el aceite ya se irá impregnando de la gelatina) dejamos 3-4′ a fuego medio, agitando de vez en cuando la cazuela, les damos la vuelta y dejamos otros 3′. Reservamos las kokotxas y volcamos el aceite colado en un bol.

Con unas varillas batimos el aceite y a continuación vamos añadiendo chorritos del caldo poco a poco y sin dejar de batir. La salsa irá enturbiándose y poniéndose más espesa. Ponemos las kokotxas con el pil pil otra vez en la sartén para darles el calentón final y estarán listas para servir.

Con kokotxas de merluza queda también buenísimo aunque son algo más caras, pero para un entrante un día especial merece la pena probarlas!
No os olvidéis del pan para mojar… 😉

Que aproveche!!!