Hummus de remolacha


Soy una gran fan del hummus en todas sus versiones, la que hoy os traigo es hummus con remolacha, por eso tiene ese tono rosado. La remolacha es rica en antioxidantes, folatos y vitaminas del grupo B que unida a las vitaminas, fibra y minerales como el hierro, que contienen los garbanzos hacen de éste hummus una opción super saludable y nutritiva. En esta ocasión he acompañado el hummus con crudites de pepino y zanahoria y unos picos de pan y regañás para picotear, aunque va fenomenal en tostadas, pitas, tortillas de trigo…

Tanto la remolacha como los garbanzos que he utilizado me los hicieron llegar a través de la tienda online Sabor Galego de la que ya os hablé en el último post. Ambos productos tienen certificación ecológica y traen su etiquetado en castellano y en gallego.

Vamos a necesitar…

250 gr de garbanzos cocidos
150 gr de remolacha cocida
180 gr de tahin (120 gr de aceite de oliva suave + 60 gr de sesamo tostado)
El zumo de un limón
1-2 dientes de ajo
1/2 cucharadita de comino
Sal y pimienta
Pimentón dulce, perejil, algun garbanzo, semillas de sesamo… para decorar

Empezamos preparando el tahin con el aceite y las semillas de sesamo en el accesorio picador, o en un vaso con la batidora.

Por otro lado ponemos en un recipiente grande los garbanzos, el tahin,el ajo, el comino, la sal, la pimienta, el zumo de limón y la remolocha. Batimos con la batidora hasta conseguir una mezcla homogenea. Os recomiendo que vayais añadiendo los aderezos mas fuertes poco a poco y vayas probando y rectificando hasta que quede a vuestro gusto.
Servimos en un recipiente y decoramos con algun garbanzo que hemos reservado, aceite, pimenton, semillas de sesamo, perejil… lo que más os guste

Ahora solo os queda empezar a untar y mojar 😉