Estofado de carne con patatas

¡Cómo nos gustan las recetas tradicionales y que se hacen a fuego lento! Porque saben a casa, a guiso de la abuela, y son infalibles ;). he utilizado aguja de ternera porque aguanta fenomenal las cocciones lentas y se deshace en la boca tras unas horas al fuego sin quedarse correosa o seca. Me gusta freir unas patatas en cubos a parte y añadirlas justo cuando nos sentamos a la mesa para que aguanten crujientes por fuera y blanditas por dentro, si os gustan mas integradas en el guiso podéis añadirlas a la carne, en los últimos 20 minutos.

Vamos a necesitar…

1 kg de aguja de ternera cortada en trozos
1 cebolla grande o un par de cebolletas
2 ó 3 zanahorias
2 tomates maduros
2 ó 3 dientes de ajo
Un par de hojas de laurel
Una ramita de romero
3 ó 4 patatas medianas
500 cc de caldo de carne
1 vaso de vino tinto
3 cucharadas de harina
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta

Empezamos salpimentando la carne y enharinandola ligeramente. Yo suelo meter la carne en una bolsa y añado 2-3 cucharadas de harina, la cierro con un nudo y la agito, tardas un momentin en enharinarla y se mancha mucho menos. Encendemos el fuego y ponemos una olla a calentar, cubrimos el fondo con aceite y marcamos los trozos de carne por todas sus caras y reservamos.

Aprovechando el aceite de marcar la carne, hacemos un sofrito con las cebolletas y el ajo picado, y las zanahorias en rodajas con el laurel, cuando se empiecen a pochar añadimos los tomates cortados en cubitos y seguimos sofriendo, hasta que se vayan deshaciendo y perdiendo el agua. Salpimentamos.

Cuando el sofrito está preparado incorporamos la carne y damos unas vueltas, añadimos el vino y dejamos que se cocine hasta que se evapore el alcohol. Añadimos el caldo de carne, y la ramita de romero. Rectificamos de sal si es necesario. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego casi al mínimo (en mi caso al 2-3 de 9) y tapamos la olla, cocinamos unas 2 horitas.
Pasadas las dos horas la carne se deshace con un tenedor, y el caldo habrá quedado muy trabado y espesito.

Pelamos, lavamos y cortamos las patatas a cubitos, freimos en abundante aceite de oliva caliente hasta que queden doraditas, escurrimos en un colador y añadimos al guiso justo antes de servir.

Buenísimo!