Canelones de bonito

Canelones de bonito
Los canelones de bonito es probablemente uno de mis platos favoritos, aunque fáciles de hacer, son siempre bastante aparatosos y un engorro en la cocina, por eso en mi casa los comíamos una vez al año, vamos, el día de mi cumpleaños 😉
Ahora que me los preparo yo, ya que me lío, procuro hacer bastantes, y dejo raciones individuales, casi terminados en el congelador, así, el día que quiera comerlos, sólo hay que darles un golpe en el horno y quedan como recién hechos.

Vamos a necesitar…

30 placas de canelones
Bonito del norte en aceite de oliva (2 ó 3 latas pequeñas)
Tomate frito casero
Orégano
Queso rallado para gratinar

Para la bechamel…

50 gr de mantequilla
1 cucharada de aceite de oliva suave
750 ml de leche entera
30 gr de harina de trigo
30 gr de maizena
sal
pimienta
nuez moscada

123456

Por un lado, ponemos en una olla grande agua a calentar para después cocer las láminas de pasta. Por otro, escurrimos el bonito y lo desmigamos, ponemos un poco de orégano y la salsa de tomate, removemos bien. Reservamos.

7891011121314

Para hacer la bechamel, ponemos en una olla o sartén, el aceite de oliva y la mantequilla, cuando se derrita, añadimos la harina y la maizena, removemos bien y dejamos que se tueste para que pierda el sabor a harina cruda. Vamos añadiendo la leche (mejor caliente) poco a poco y removemos con unas varillas para que no queden grumos, salpimentamos y añadimos la nuez moscada al gusto. Seguimos removiendo hasta que espese.

151617

Cuando el agua hierva, añadimos una cucharadita de sal y echamos las placas una a una, sin dejar de remover para que no se peguen, cocemos según las instrucciones del fabricante. Una vez pasado el tiempo de cocción, escurrimos el agua caliente, y llenamos la olla con agua fría, así cortamos la cocción y las placas nos resultarán más manejables (por eso de no quemarnos las manos).

181920

Para escurrir las placas, colocamos un paño limpio encima de la mesa y vamos poniendo las láminas. Ponemos una cucharadita pequeña del relleno y vamos enrollando.

212223242526

Por último, ponemos salsa de tomate y un poco más de orégano en el fondo del recipiente que vayamos a utilizar, después vamos poniendo los canelones con la costura hacia abajo para que no se desenrollen y cubrimos con la bechamel. Espolvoreamos queso por encima (si queréis congelar, éste es el momento) y metemos al horno unos 15′ a 180º, si véis que quedan muy pálidos enchufarle el grill en los últimos 5′ controlando que no se os quemen.

Buen provecho !!!!

Canelones de bonito

Canelones de bonito