Pan de cerveza

 

Este pan tiene un sabor característico muy rico, salen unas rebanadas consistentes para hacer tostas increíbles!


La receta de este pan, también la saqué de la cocina de auro, aunque con el paso del tiempo la fui customizando, poniéndole harina integral, harina de centeno, de espelta… según me da el día. Próximamente espero poner un tutorial, con lo que he ido aprendiendo desde que me salió la vena panadera. 

Ingredientes:
300 gr de harina de fuerza
100 gr de harina de centeno
100 gr de harina de espelta (escanda)
1 lata de cerveza (330cc)
1 cucharadita de sal
1 sobre de levadura de panadero
1 cucharada de aceite
1 cucharada de miel

En un bol, ponemos las harinas junto con la sal y removemos.


Vamos haciendo un hueco en el centro formando un volcán en el que iremos echando la cerveza, la miel y el sobre de levadura.

Con las manos bien limpias empezamos a mezclarlo, cuando la cosa este difícil de manejar, lo echamos a la encimera limpia.

 

(Si no ves estas imágenes en movimiento pincha encima de ellas)

Una vez en la encimera, amasamos hasta que este toda la harina integrada y la masa se vaya despegando de la mesa.

Ponemos en el bol enharinado, tapamos con un paño limpio y dejamos en un lugar cálido hasta que doble el volumen.

Cuando haya fermentado, la sacamos con cuidado del bol y con un cuchillo super afilado le damos un corte lo más limpio posible para no desgasificar la masa.

 

(Si no ves esta imagen en movimiento pincha encima de ella)

Como si de un trozo de plastilina se tratase vamos haciendo una bola, intentando que la “costura” siempre quede hacia abajo, vamos dándole vueltas para darle forma.

 

Cuando tengamos la forma del pan, colocamos sobre la bandeja del horno, espolvoreamos con harina y con el mismo cuchillo afiladisisisismo, con decisión y un corte limpio le hacemos unas marcas al pan, volvemos a tapar con un paño limpio y dejamos que vuelva a levar mínimo otra media hora.

Cuando las hogazas hayan crecido, metéis la bandeja en el  horno previamente calentado a unos 220º. Antes de cerrar la puerta del horno, pulverizamos las hogazas con agua, para que quede crujiente la corteza. Cocemos a unos 200º unos 25-30′.
***Yo dejo levar los panes sobre un papel del horno apoyado en una tabla de cortar y mientras hace el último levado pongo el horno a calentar con una piedra para hornear. (Próximamente tuturial de panes para aclarar estas cositas 😛 )

Al sacar del horno, para comprobar que el pan está hecho, le dais unos golpecitos con el dorso de los dedos si suena hueco, está bien cocido.

Etiquetas: ,