Pan de arándanos

Que vicio esto de los panes, puedes echarles cualquier cosa, y cuando ya le tienes pillado el punto puedes permitirte hasta improvisar un poco. Al igual que el pan de pasas y nueces, es ideal para comer tostado con un poco de mantequilla, o en rebanaditas con un queso guay o un foie 😛 ( y parecía tonta eh!)

Ingredientes:

350 gr harina de fuerza
150 gr harina de centeno
200 gr agua
150 gr zumo de naranja
150 gr masa madre líquida
120 gr de arándanos secos
1 cucharada de azúcar moreno
1 cucharadita de sal
1 sobre de levadura seca de panadero o 1/2 bloque de la fresca

Lo primero que vamos a hacer es poner los arándanos a remojo en el zumo de naranja al menos media hora antes. Después los pondremos a escurrir reservando el zumo.

En un bol mezclamos los ingredientes secos, harina, azucar moreno, sal, harina de centeno y levadura.

Incórporamos los ingredientes líquidos, la masa madre, el agua y el zumo de naranja, mezclamos con una espátula mientras podamos, a continuación enharinar la  mesa y volcar la masa, amasar y golpear hasta que quede una masa firme y homogénea.

Pulsando en la primera imagen puedes ver el amasado, y en la segunda el “golpeado” El golpeado viene bien en masas que sean pringosas y no consigamos que se despegue bien. Vamos que si se pone tonta tenenemos licencia para desahogarnos jajajaja un día echo abajo la encimera 😉

Ponemos en un bol enharinado y dejamos levar 1 hora tapada en un lugar cálido.

Pasada la hora, volvemos a enharinar la mesa, volcamos la masa y la extendemos un poco, ponemos los arándanos escurridos y vamos plegando la masa, y amasando suavemente para que se integren por toda la masa.

Damos forma y dejamos levar sobre la bandeja de horno, (con un papel vegetal) una hora más o hasta que duplique su tamaño. Si tenemos lo dejamos levar en un baneton. Precalentamos el horno a 220º ( si tenemos piedra de hornear, la metemos en este momento) Una vez caliente, damos unos cortes al pan con un cuchillo afiladisisisisismo, espolvoreamos con harina y metemos la bandeja ( o echamos la hogaza sobre la piedra de hornear) y ponemos unos hielos en la base del horno para que se vayan derritiendo y generando vapor para conseguir una corteza crujiente. Bajamos el horno a 200º y horneamos de 25 a 30′ hasta que al golpear la base del pan suene a hueco. Enfriar sobre una rejilla y a disfrutar!
Buen provecho!!!

 

Etiquetas: , ,