Una noche en Kitchen club

Por mi último cumpleaños me regalaron un cheque de Kitchen Club canjeable por uno de los cursos que ofrece esta escuela de cocina. Hay un montón para elegir; sushi, marroquí, reposteria, mexicana, cocina molecular… Me terminé decantando por el curso de cocina Thailandesa, ya que era absolutamente ignorante en el tema. Así aprovechando la visita de unos amig@s a Thailandia que me surtieron de variadas especias tendríamos la excusa perfecta para montar un taller de cocina entre amigos de cocina Thai (después del exito de nuestro taller de sushi!)

El curso me encantó y el trato también. Al llegar te ofrecen algo para beber y te piden tu email para después enviarte un pdf con las recetas que se van a preparar. Es un local abierto con una mesa enorme a la entrada (donde degustar los platos preparados al terminar el curso) y detrás está la cocina, moderna, bien equipada, con una isla central con un par de vitros y encimera suficiente para que cada participante (10 alumnos ) tuviera su propio espacio, con su tabla, cuchillo y copa de vino y/o Mai Thai :P.

Fernando, el profesor muy majete, nos estuvo enseñando antes de comenzar, todos los ingredientes “exóticos” que íbamos a utilizar, dejándonos cotillear, olisquear y probar lo que quisiéramos para luego saber identificarlos en el plato. Leche de coco, salsa de pescado, aceite de sésamo, pasta de tamarindo, lemon grass, azúcar de palma, hojas de lima kaffir, pasta de curry…
También incidió en la parte técnica, del asunto, enseñandonos a cortar las verduras, limpiar las piezas de carne, los langostinos…
Me gustó la opción de utilizar carrilleras para el guiso de curry verde, y los contramuslos de pollo deshuesados para el Satay y el Pad Thai, porque ambas son piezas muy jugosas y no terminan por quedarse secos.
El curso dura en teoría 3 horas, aunque en realidad estuvimos bastante más tiempo preparando la cena y un otro buen rato para cenar, al principio estás un poco austado/cortado pero en seguida te empapas del ambiente cocineril y te sueltas y te manejas como en tu casa.

La mesa lista para cenar!

Curry verde con carrilleras de cerdo.

Satay de pollo. Brochetas de pollo marinadas con salsa de cacahuetes.

Langostinos al coco.

Pad Thai de pollo.

Mai thai

Creo que en general quedamos muy satisfechos con el curso, y la cena. Pasamos un rato agradable, cenas muy bien , variedad de platos y cantidad suficiente como para no terminarlo todo! Y acompañado con barra libre de vino o cerveza.

Muy recomendable, y una buena elección para un regalo, ya les he dicho a mis amigos que el año que viene pueden repetir 😛 Pero a ver si nos organizamos y montamos un evento cooking party y alquilamos la cocina y al profe solo para nosotros 😛

De momento os dejo las fotos de nuestro propio cooking party Thai en casa, para poner en práctica lo aprendido.