Un día en Talleres Lúdico-educativos

En mi visita a Gijón he tenido la oportunidad de participar en uno de los mini-cursos de cocina que Talleres Lúdico-educativos organiza, cada jueves en la E.E.I Alejandro Casona de la mano de María Vazquez de Lera.


La receta escogida para preparar, fue los Fruits Pops o fresas decoradas con chocolate, que publicamos en Febrero.

En el taller participan niñ@s de 4 a 6 años, y busca que los peques hagan sus primeros pinitos en la cocina, y ya de paso que se lo pasen bien un ratejo. 😉  Todos los asistentes llevan una tartera rotulada,donde guardan sus delicatessen para llevar a casa 😉

A veces cocinar con críos es mas engorroso que fructífero, pero es fundamental integrarlo en su rutina y disfrutarlo como un juego, siempre adaptando y escogiendo las tareas que vayan a realizar y bajo la supervisión de un adulto.
La verdad es que me hizo mucha ilusión la invitación de María, que además anunció mi participación a bombo y platillo como si de uno de los mejores blogs del mundo mundial se tratase. 😉

Según fueron llegando los cocinitas al aula, cada uno fue cogiendo un mandil, y siguiendo las instrucciones de María formaron un corro, dispuestos a presentarse y entrar en calor con alguna canción y su correspondiente coreografía.
Después de las canciones de calentamiento era momento de prepararse y en perfecta fila india nos fuimos camino de los lavabos a lavarnos las manos, antes de empezar.

Ya sentados en la mesa, María va sacando aperos, y comida del carro que lleva, mientras la chavalería intenta adivinar de que irá la receta de esta semana; fresas,y mandarinas, chocolate, palitos de brocheta, una fondue y sprinkles de colores para decorar los “chupachuses” de fruta…

Tras repartir los palitos de brocheta y las frutillas, es la hora de entrar en acción!

Y después de mojar en chocolate toca decorar!

Sus pequeñas obras maestras!

Al terminar la receta, guardamos las frutas decoradas en nuestras tarteras, y recogemos y limpiamos entre todos.

María siempre les entrega la receta para que la lleven a casa, con algún dibujo relacionado para colorear, hasta que vienen los papás a recogerles.

Y como estos niños son tan majos y tan apañaos no quería que se marcharan sin un detallin de despedida por lo bien que se habían portado,y bien contentos que se fueron con unas chuches caseras, hechas a base de zumos de frutas, bastante sencillas de hacer y que os animo a que probéis un día a hacerlas en casa con vuestros “mini”  pinches.

Una experiencia super recomendable y que espero poder repetir en breve!

Los padres de los participantes firmaron una autorización para poder utilizar las fotos en esta entrada.