En casa con Jamie

Encuentra tu manera de cocinar para una vida mejor

Fue el primer libro que me regalaron de Jamie Oliver. Las recetas que vienen ya las había visto antes en los capitulos de “En casa con Jamie”. No he hecho muchas recetas suyas, aunque reconozco que me encanta la manera de cocinar que tiene, empezando por el huertin que tiene en su casa (ves como saca sus puerros, sus zanahorias, sus ¿ruibarbos?). Además dispone de 3 cocinas en su casa, una grande y abierta, otra mas pequeña y rústica, y la que mas me mola la de fuera de la casa! Con su horno de piedra, una superficie enorme para trabajar. Unas buenas pizzas las que se marca! El truco de hornear, el pan y la pizza sobre una piedra,lo saque de aqui, para intentar imitar al horno de piedra en casa.

Es un tío muy práctico, no se complica la vida, y hace de las cosas sencillas platos impresionantes. Es muy dado a utilizar una tabla de cortar de madera para presentar la comida, unas pechugas braseadas, o una ensalada, o una pizza, y utilizar “cacharros” de cocina de aspecto antiguo, y servirlos directamente ahi. Es bastante organizado aunque a veces no lo parezca es capaz de pensar y hacer un montón de cosas a la vez, como dice él tienes que ponerte el chip de Jamie en 30 minutos.

Uno de mis favoritos es el pastel de hojaldre relleno de estofado a la cerveza negra, un plato contundente donde los haya. Yo lo hago sin hojaldre, presentado como un ragout, utilizando carrilleras de cerdo… buf!

Cuando viajamos a Bélgica descubrí que un plato típico de allí son las “carbonades flamandes” estofado de carne en cerveza negra servido con patatas fritas (también especialidad Belga). Estaban muy buenas, aunque hay quien opinaba que las que hago yo están mas buenas 😉 #cumplidosquemolan

Entre medias de las recetas, tiene apartados donde te cuenta como cultiva en su casa, fresas, calabacines, tomates, cebollas… yo me atreví con las patatas.  Y también con unos cherrys, unos pimientos del padrón que no picaban y unas mini berenjenas.

Tengo pendientes por preparar las flores de calabacín rebozadas, los fritos de coliflor con curry y los espárragos crujientes con huevos pasados por agua.