Tronco de navidad

 

Yo también estoy en el mercado bloguero navideño!!! Después del mazapán llega el tronco de navidad. O como pasar un domingo en la cocina jejeje, bueno también he dejado trabajo adelantado para mañana, un prefermento para Panettone!
Vaya curro con el tronquito, Yo pensaba que iba a tardar menos, además por si me parecía poco trabajoso de por sí, he hecho un relleno de mousse de castañas. No es obligatorio, y basicamente es de lo que más tiempo me ha llevado, pero tengo castañas de Casillas y quería utilizarlas.  Además la receta es de Mercado Calabajío y también utilizaban una mousse de castañas, aunque su puré ya estaba preparado, y no pensé que tardaría tanto en hacerlo jejeje.Después de pelar casi un kilo de castañas cocidas creo que no las volveré a comer hasta el invierno que viene!!! Al menos hicé relleno de sobra para alguna otra receta con la mousse.
He de decir que el esfuerzo ha merecido la pena, es un bizcocho super esponjoso, y con el punto justo de dulzor, muy satisfecha con el trabajo. La próxima vez, pondré cacao a la mousse para que contraste con el color claro del bizcocho.


Ingredientes:

Mucha paciencia!

Para la mousse de castañas:

800 gr de castañas
Una pizca de sal
70 gr de mantequilla
250 ml de leche
200 cc de nata para montar 35% mg
3 cucharadas de azucar

Para el bizcocho genovés:

4 huevos
100 gr azúcar
100 gr harina

Para el almíbar:

50 gr de agua
50 gr de azúcar
1 chorrito de licor de naranja

Para la cobertura:

3 cucharadas de mermelada de frambuesas
120 gr de chocolate de cobertura
120 gr de mantequilla

Para hacer el puré de castañas, las ponemos a cocer en agua con una pizca de sal 20′. Escurrimos y pelamos.

Con la batidora trituramos las castañas con la leche y la mantequilla en trozos, podéis echar mas leche o nata, según queráis de cremoso.

Montamos la nata con el azúcar, mezclamos en tandas con el puré de castañas. Reservamos en el congelador.

Para hacer el bizcocho separamos las yemas de las claras y las batimos con el azúcar hasta blanquear

 Montamos las claras a punto de nieve y se las incorporamos en tandas a la mezcla de yemas y azúcar.

Con un tamiz echamos la harina poco a poco, incorporándola con movimientos envolventes para que no se bajen las claras.

Forramos una fuente de horno con papel vegetal y mantequilla, vertemos la masa de bizcocho y horneamos 15′ con calor arriba y abajo sin ventilador.

Sobre un paño limpio y humedecido, volcamos la bandeja del horno y desmoldamos la plancha de bizcocho, retiramos con cuidado el papel de horno.

Empezamos a enrollarlo ayudándonos con el paño, para que vaya cogiendo la forma enrollada mientras se enfría. Tapamos y reservamos en la nevera.

En un cazo calentamos el azúcar el agua y el licor hasta formar un almíbar.

Desenrollamos el bizcocho y con un pincel bañamos con el almíbar.

Untamos la mousse de castañas sobre la plancha de bizcocho y alisamos.

Enrollamos el bizcocho con cuidado. Dejamos la “costura” hacia abajo. Envolvemos con film de cocina y metemos al congelador, así será más fácil cortarlo.

Tras una hora en el congelador, cortamos los bordes. Luego damos otro corte en diagonal para hacer la rama pequeña del tronco, y lo colocamos en la parte superior, yo le he puesto 4 palillos para que se sujete bien.

Calentamos la mermelada en el micro. Colocamos el bizcocho sobre una rejilla y con el pincel pintamos el tronco.

En un cazo calentamos la matequilla y el chocolate para hacer la cobertura.

Protegemos los extremos del tronco y de la rama con papel de plata. Cubrimos con el chocolate.

Forramos con papel de plata la bandeja donde lo queramos servir. Repetimos una segunda capa de chocolate (pasados unos minutos) como el chocolate está templado y el tronco muy frío se solidifica rápido. Colocamos en la bandeja y con un tenedor vamos raspando el chocolate, simulando los surcos de la corteza. Retiramos el papel de plata.

Espolvoreamos con azúcar glass. Para el toque navideño hice unas hojas de acebo y unas setas con pasta de azúcar teñida para decorar.

Si no queréis complicaros mucho la vida podéis utilizar otros rellenos, ya preparados, nocilla, nata, mermelada…

Que lo disfrutéis!