Tartaletas de chocolate y fruta


Hoy os traigo mi tercera colaboración con los supermercados Ahorramás. Se trata de unas tartaletas de chocolate y fruta fresca, una combinación que me encanta porque no sólo es deliciosa y muy vistosa, sino que además son muy fáciles de hacer y no necesitan horno, lo cual se agradece en pleno verano. 😉
Si no disponéis de moldes para tartaletas, podéis hacerlo en un molde rizado desmontable tipo quiche de unos 22 cms y hacer una única tarta más grande.


Cómo ya sabréis, en mi anterior colaboración preparamos un yogur helado de cereza sin azúcares añadidos, por lo que he querido seguir la misma línea en esta receta, y he utilizado dátiles para endulzar la base de las tartaletas. También he prescindido de las harinas refinadas, y he utilizado como base de las tartaletas avellanas tostadas, por lo que las convierten también en aptas para dietas exentas de gluten.
¿Qué os parece la idea? ¿Os animáis a probarlas?

Todos los ingredientes que he utilizado para la receta podéis encontrarlos en supermercados Ahorramás porque lo bueno empieza aquí ;).

Ingredientes para 6 porciones:

Para la base de las tartaletas:
200 gr de avellana tostada
80 gr de dátiles deshuesados (deglet noor o medjoul)
3 cucharadas de aceite de coco
2 cucharadas de cacao puro
Agua para remojar los dátiles + 40 ml para preparar la pasta de dátiles

Para el relleno:
100 gr de chocolate negro 85% cacao (puedes utilizar de 70% de cacao si te parece muy amargo)
100 ml de leche evaporada
Fruta fresca de temporada al gusto

Procedimiento:

1. Empezamos hidratando los dátiles en agua caliente unos 15 minutos.

2. En un procesador de alimentos o en el accesorio picador de la batidora batidora, pondremos las avellanas tostadas y empezaremos a picar hasta conseguir una textura arenosa. En este punto retiraremos la mitad de las avellanas molidas y reservaremos. El resto seguiremos procesándolas en el picador hasta que adquieran una textura de manteca. Lo haremos en varias tandas, parando para bajar con ayuda de una cuchara los restos de avellana adheridos a las paredes del vaso. Reservamos la manteca de avellana.

3.Para preparar la pasta de dátiles, ponemos en el procesador los dátiles remojados y 40 ml más de agua, trituramos hasta conseguir un puré.

4. En un bol grande echamos la harina de avellanas, la manteca de avellanas, la pasta de dátiles, 3 cucharadas de aceite de coco y 2 cucharadas de cacao puro en polvo. Removemos muy bien para que se integren todos los ingredientes.

5. Con la base de los moldes marcaremos círculos en papel de hornear y los recortaremos para ponerlos en el fondo de los moldes. No es estrictamente necesario pero es muy útil para desmoldarlas.

6. Dividimos la masa en 6 porciones y colocamos un disco de papel en el fondo del molde. Ponemos la porción de masa y con la ayuda de los dedos extendemos sobre el molde y damos forma a las tartaletas. Una vez tengamos las 6 tartaletas formadas, guardamos en la nevera para que se endurezcan.

7. Para el relleno derretimos un poco el chocolate en el microondas, con unos 30 segundos será suficiente, para que no se queme, añadimos los 100 ml de leche evaporada caliente que ayudará a que se termine de fundir el chocolate. Mezclamos con unas varillas hasta conseguir una crema. Dejamos que la crema atempere antes de utilizarla, bastará con unos 10 minutos.

8. Sacamos las tartaletas del frigorífico y vertemos la crema de chocolate y extendemos ligeramente con una cuchara. Volvemos a llevar al frigorífico para que el chocolate tome cuerpo y se endurezca un poco.

9. Desmoldamos las tartaletas y justo antes de servir cortamos fruta fresca y colocamos por encima. Así evitaremos que la fruta se oxide y cada tartaleta llegará perfecta a cada comensal.

A continuación os dejo el video con el paso a paso de la receta por si tenéis alguna duda. Espero que os gusten las tartaletas y si os animáis a prepararlas me contéis que os han parecido.

Una vez doy las gracias al  equipo de Ahorramás por confiar en mi para ésta camapaña y patrocinar éste post.