Hojaldre de manzana

Esta tarta la hice a petición de mi webmaster Marckovac, como tarta de cumpleaños. Fue criticado por muchos, porque les parecía una tarta muy simple, pero a veces las recetas simples son las mas buenas. El año que viene (o antes) te hago una tarta imposible 😛

Ingredientes:

1 Lámina de hojaldre
375cc de leche
1 cáscara de limón (sin la parte blanca, que amarga!)
30gr harina fina de maíz (maizena)
3 yemas de huevo
90 gr azúcar
1 cdta azúcar vainillado
3 o 4 manzanas
Zumo de limón
Cobertura para frutas, o gelatina, o mermelada de albaricoque…

En una bandeja de horno extendemos la plancha de hojaldre sobre el propio papel del envoltorio. Plegamos sobre si mismos los bordes, para que tenga mayor altura que la base y no se salga la crema cuando la echemos. A continuación con un tenedor pinchamos suavemente la base de la tarta para que al cocer no se hinche el hojaldre.

Por otro lado para preparar la crema pastelera, en un cazo ponemos 250 cc leche a calentar junto con la cáscara de limón, el azúcar y el azúcar vainillado.


En un bol a parte ponemos las yemas, la maizena, y los 125 cc de leche que sobraron, removemos con una varilla hasta que no tenga grumos.

Cuando la mezcla caliente llegue a ebullición bajamos el fuego y sin dejar de remover con las varillas, agregamos la mezcla de las yemas. Poco a poco irá espesando como si fueran unas natillas. Removiendo bien con las varillas no salen grumos, aunque si no te fias puedes pasarle la batidora, o colarla para asegurarte de que no queden grumos. Dejamos que la mecla se atempere. Vamos encendiendo el horno a unos 200º

Mientras, pelamos, descorazonamos y cortamos en laminas finas con un cuchillo o mandolina las manzanas. Según vayamos cortando las manzanas las pondremos en un plato con el zumo de limón para evitar que se oxiden y se pongan marrones.

Ahora solo queda montar la tarta, poniendo en la base de hojaldre con una cuchara la mezcla de crema, debe cubrirla pero tampoco os volvais locos haciendo una capa gruesa porque puede desbordarse!

A continuación colocamos las manzanas, os recomiendo que no hagais tres filas tan diferenciadas de manzana como hice yo, intentad que se solapen un poco ya que luego con el calor la manzana se encoje no queda tan bonito.

Por ultimo pintaremos con huevo batido los bordes de la tarta, y pintamos con gelatina o mermelada de albaricoque (ligermente calentada en el micro) las laminas de manzana para darle brillo.
Meteremos al horno unos 18 minutos a 200º y voilà! Puedes servirla templada, dandole un golpe de horno antes de emplatar, buenisisisisma!

Esta misma receta se puede hacer con otras frutas que os gusten más, o con tres tipos distintos que formen una combinación de color chula, como melocotón, kiwi y fresas. O podéis cortar la masa con un vaso y hacer mini tartaletas individuales… insisto imaginación al poder!

Bon appétit!!!