Helado de Stracciatella

En vista del furor de las heladeras del lidl, ya es hora de subir una receta de helado para que las pongáis a funcionar. Mi helado favorito es el de chocolate, pero si hay otro sabor que me pueda hacer dudar del chocolate es la stracciatella, nata con trocitos de chocolate negro, que rico!
He hecho unos cuantos helados, y la receta que más me gusta es la de Mercado Calabajío del helado de chocolate valor, siempre queda supercremoso y decidí hacer todos los helados con esta fabulosa base de crema, sobre la que después echaría otros ingredientes en lugar de chocolate. Y así lo hago en este caso, variando algún paso para adaptarlo a la stracciatella.
La cantidad de grasa que pongáis a un helado determinará su cremosidad en gran medida, por eso se le añaden yemas y nata, además el uso del azúcar invertido ayuda a que no se formen cristales en la crema, al congelar. Y por último el mantecado, no es obligatorio tener una heladera para hacer helado cremoso en casa, lo importante es removerlo cada poco tiempo durante el congelado, para ir deshaciendo los dichosos cristalitos!
Bueno que, os animáis?

Ingredientes:

300 ml de leche entera (mejor si es fresca :D)
300 ml de nata 35% m.g.
6 yemas de huevo (en mi caso, utilizo unos 180 gr de yema de huevo liquida pasteurizada, que compro en Makro)
100 gr de azúcar glass
20 gr de azúcar invertido (saber más)
Trocitos de chocolate negro al gusto

*Nota si utilizáis huevos, podéis hacer estas Magdalenas con las claras que os han sobrado, también podéis congelarlas bien tapadas y usarlas en otro momento

Empezamos poniendo a calentar en un cazo la leche

Por otro lado batimos las yemas con el azúcar glass hasta que blanquen y no queden grumos

Cuando la leche esté casi a punto de hervir separamos el cazo del fuego y le añadimos la mezcla anterior de yemas y removemos, cuando esté bien integrado volvemos a poner a fuego suave sin parar de remover hasta que espese la mezcla como unas natillas. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Montamos la nata bien fría con unas varillas

Integramos la nata montada en la crema. Añadimos los trocitos de chocolate y removemos. Importante!!!!  tapar con un film de cocina que toque la superficie de la crema para que no se forme hielo al congelar. Metemos primero al frigorifico unas horas, para que la mezcla esté lo más fría posible antes de mantecarlo. Si tenemos heladera, echamos la mezcla en el vaso y ponemos a funcionar unos 30-45′ hasta que se congele. En la heladera no se llega a congelar del todo, terminará el proceso en el congelador, si no tenemos heladera metemos al congelador directamente y removemos bien cada 15-20′ durante la primera hora. Poco a poco el helado irá espesando. Cuando lo vayáis a comer dejarlo fuera del congelador al menos 15′, para formar bolas utilizad una cuchara mojada en agua caliente.
Cuando terminéis de servirlo volver a ponerle el film de cocina y guardar inmediatamente en el congelador.
Es un helado delicioso, para hacerlo más pecaminoso aún podéis regarlo con chocolate caliente que se quedará congelado de inmediato, ñam!

Que lo disfrutéis!!!