Coulant de chocolate blanco

Trabajar con chocolate blanco es complicado, es mucho más delicado y a la hora de fundirlo, tengo que andarme con mucho ojo para que no se me corte. He utilizado chocolate blanco de varias marcas pero desde que probé el de fundir de Nestlé, no he vuelto a tener problemas. Os lo recomiendo!
El coulant está increible y es muy fácil y rápido de hacer. La receta venía en el propio envoltorio del chocolate y es un éxito. A ver que os parece 😉

 

 

Ingredientes 4p:

100 gr de chocolate blanco + 4 onzas más
2 huevos
50 gr de mantequilla
2 cucharadas de agua
30 gr de azúcar
1 cucharada sopera de harina

Encenemos el horno a 260º para ir ganando algo de tiempo ya que la receta se hace en un pliqui. Derretimos al baño María el chocolate junto con la mantequilla y 2 cucharadas de agua. En la receta lo funden todo al micro, pero yo soy antimicro a la hora de derretir chocolate, se quema en nada!

Aparte, batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla espume. Añadimos la harina tamizada para que no se formen grumos y removemos bien.

A continuación añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla y seguimos removiendo con las barillas hasta conseguir una crema fina.

Engrasamos los moldes y vertemos la mezcla, colocamos una onza de las que habíamos reservado en cada molde y lo empujamos un poco con el dedo para que se quede más o menos en el centro. Metemos en el horno a 260º 7 minutos. Desmoldamos y decoramos. En mi caso, espolvoreo con azúcar glas, cacao y unas virutas de chocolate negro y le pongo unos hilos de puré de frambuesa, me encanta el contraste de dulce y salado.

Que lo disfrutéis!!!